lunes, 18 de febrero de 2013

LOS MUCHOS REINOS DE LISA GOLDSTEIN

El primer libro que leí de Lisa Goldstein (ya hace algunos ayeres) fue THE DREAM YEARS, una novelita de menos de 200 páginas, donde aprendí sobre las alucinantes aventuras de André Breton, Yves Tanguy, Antonin Artaud y el resto de la banda surrealista en el Paris de los años 20s, cuando son reclutados a una época futura para lidiar una guerra de la imaginación. Extraordinario librito, lleno de entusiasmo y ensueño en casi cada página. Una fantasía rigorosa, si bien no tanto como para llamarla ciencia-ficción (la técnica para viajar por el tiempo del protagonista era tan “científica” como la de Christopher Reeves en PIDE AL TIEMPO QUE VUELVA), muy bien pensada. Me gustó tanto que, como buen compulsivo anal, inmediatamente me puse a buscar otras novelas de Goldstein. Con el paso de los años encontré varias (aunque la mujer nunca ha sido muy prolífica que digamos),  pero por alguna excusa u otra nunca había podido leer la primera que escribió, THE RED MAGICIAN, de 1982.


Por razones inexplicables esta novela está etiquetada para adolescentes y niños, lo que hoy en día llamarían “Young Adult”. Asumo que esto es debido a que la protagonista es una joven muchacha a punto de convertirse en mujer y que seguimos sus aventuras y peripecias por las que debe pasar en el camino, pero en realidad esto no lo explica del todo ya que además se abordan temas bastante serios en la narrativa (el Holocausto, para empezar). Yo soy la primera persona en argumentar que un libro YA debe ser capaz de tratar cualquier tema, por “adulto” que parezca, pero como ya saben ustedes, los gringos se ponen nerviosos respecto a lo que los pequeños pueden o no leer. Si vamos para el caso, a nuestros vecinos del norte también les incomoda las historias sobre el Holocausto cuando incluyen elementos fantásticos o hasta de ciencia-ficción. Creen que eso trivializa el horror del genocidio Nazi. Libros como MAUS en realidad son la excepción, no la regla. (Otro muy bueno que se me ocurre, por ejemplo, es el de BRIAR ROSE de Jane Yolen, que hasta logró mezclar la leyenda de la Bella Durmiente con el Holocausto). Quizá tengan un punto, pero en mi muy personal opinión no existe impedimento alguno para que coloquen este libro en las manos de cualquier joven lector inteligente. De hecho, le estarán haciendo un enorme favor. A mí me habría encantado leerlo de niño.


Nuestra historia comienza en una remota villa en los Balcanes, perdida casi por completo entre los espesos bosques y los Cárpatos, donde una joven muchacha llamada Kicsi lleva una vida feliz si acaso algo gris. Un escenario de arrobadora belleza atrapado en el tiempo. Lo más interesante de este paraíso bucólico es el rabino local, que además es un poderoso mago de verdad. De creencias ortodoxas extremas, insiste que los aldeanos no envíen a sus hijos a la escuela para que no puedan aprender hebreo. (¿Qué no saben que el hebreo solo debe ser hablado cuando vuelva a aparecer el Mesías?). Como podrán imaginar, este tipo de ideas le parecen absurdas a Kicsi, que desea más que nada aprender. Un buen día aparece un extraño, un hombre de cabellera roja como el fuego llamado Vörös. Un mago tan poderoso si no es que más que el viejo cabalista local. Para Kicsi este apuesto extraño es nada menos que un guerrero poeta, una ventana a un mundo completamente nuevo y exótico para ella. Desgraciadamente, el verdadero talento de Vörös es ver el futuro y lo que ve son espantosas imágenes que solo el lector sabe lo que significan. Premoniciones sobre un destino funesto a punto de abatirse sobre la aislada aldea. Nadie cree la verdad de estas visiones, claro, y las inevitables consecuencias se suceden a continuación. Los horrores de los campos de concentración son manejados breve pero eficazmente. El verdadero horror del libro es la destrucción de ese mundo de familias en comunidad arrasado por completo por el nuevo mundo. (La historia no termina ahí, por supuesto, pero ya no puedo revelar más allá de este punto).

Aprecio mucho los detallitos de tradición esotérica judía que Goldstein siempre mete en sus novelas (como en THE ALCHEMIST’S DOOR donde John Dee, el famoso alquimista de la reina Isabel I conoce en Praga al legendario Judah Loew, el supuesto creador del Gólem, o inclusive hasta en STRANGE DEVICES OF THE SUN & THE MOON) y esas pinceladas de folklor de Europa oriental. Son el tipo de elementos que no vemos muy seguido en las novelas occidentales de fantasía. THE RED MAGICIAN es una novela diferente al montón; divertida y asombrosamente imaginativa gracias a estos detalles. Picaresca historia de amor, Bildungsroman, y fantasía apocalíptica, todo al mismo tiempo. Muy recomendada… no importa cuál sea su edad.

14 comentarios:

  1. A mi hija le encantó The Red Magician!
    Es probablemente su libro favorito junto con Volkhavaar de Tanith Lee (no preguntes)

    Yo siempre he querido leer el de The Dream Years...

    ResponderEliminar
  2. Esos no los he leido, pero las portadas estan muy padres todas. (Apenas estoy descubriendo la ciudad futurista detras del titulo de THE DREAM YEARS)

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. "Pide al Tiempo que Vuelva"!!
    Tiene años que no veo esa peli. Me ponia a llorar cada vez que me la echaba (en mis años ñoños claro)
    La sacaron de "Time and Again" de Jack Finney no?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Casi.
      De hecho, es una adaptación de BID TIME RETURN de Richard Matheson, pero la confusión es muy común. Ambas novelas son TAN parecidas que inclusive se inventaron un personaje llamado Finney para la película como especie de tributo.

      Eliminar
    2. Ja! Yo sólo conocía la novela de Matheson y sabía que de allí se había sacado la peli. Pero entonces... Está basada en ambas obras? :O

      Eliminar
    3. No, la película está basada únicamente en la novela de Matheson. Lo que pasa es que hay algunas sorprendentes similitudes entre BID TIME RETURN y TIME & AGAIN, por eso algunas personas equivocan la fuente original.

      De hecho, las tramas son diferentes. Lo que es idéntico es el método de viaje en el tiempo (auto-hipnosis, básicamente) que lo sacaron Finney y Matheson del mismo ensayo de JB Priestley. (Un ensayo que se puso muy de moda, no muy sorprendentemente, en los años 60s, cuando todos querían "expandir sus mentes")

      Eliminar
  4. ¡Armando! Gracias por la recomendación. Me encantará leerla(s).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al contrario. Ojala te guste(n).
      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  5. Tenemos este libro en preparación, y esperamos editarlo en español dentro de poco :)

    Por cierto, un detalle: el pueblo de Kicsi no está en los Balcanes, sino en una zona de la actual Ucrania cerca de la frontera con Hungría, y que como se narra en la propia novela en varias épocas formó parte de ésta (de ahí que los nombres de los personajes sean húngaros, incluyendo Vörös, literalmente "Rojo").

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perfecto, Luis.
      Me da gusto saber que por fin lo van a editar en español.

      Eliminar
  6. Como te mencione en Facebook conozco bien los cuentos de la Goldstein. Me hacen falta sus novelas.
    Mi favorita es la de "Cassandra's Photographs" y sobre todo la de "Tourists".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. “Tourists” siempre me ha recordado los cuentos de Le Guin en CHANGING PLANES. Por cierto, Goldstein dice (en su colección TRAVELLERS IN MAGIC) que la idea le vino a mitad de un viaje en camión entre Cancún y Mérida. No lo dudo ni tantito. De muchas formas, Amaz me recuerda también a Tlön (de Borges) con sus calles sin nombre y extraños dialectos y su baraja de naipes que usan como periódico de noticias. (En TRAVELLERS IN MAGIC, Goldstein revela que su cuento “A Game of Cards” se inspiró en las tarjetitas de lotería mexicanas)

      Eliminar
  7. De los cuentos de Lisa Goldstein recuerdo uno sobre Sir Walter Raleigh (que también apareció en ASIMOV'S) donde explora el Orinoco. Muy bueno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mis cuentos favoritos de Goldstein son “The Woman in the Painting”, un bellísimo relato epistolar sobre las obsesiones y fetiches de los pre-Rafaelitas que tengo en una de las YEAR’S BEST FANTASY & HORROR de Terri Windling y Ellen Datlow, y “Breadcrumbs & Stones” donde (casualmente) vuelve a mezclar la fantasía con el Holocausto, en este caso una extraña conjunción del horno en el cuento de Hansel y Gretel y los hornos en los campos.

      (Por cierto, el que mencionas es "Infinite Riches", ¿no? Cuando Raleigh encuentra El Dorado)

      Eliminar