jueves, 25 de septiembre de 2014

AUTORES QUE EL TIEMPO OLVIDÓ


La semana pasada fue una de recuerdos entrañables para mí de mis años universitarios gracias a que volví a leer el VURT de Jeff Noon. Confieso que no pude evitar desempolvar también el NYMPHOMATION (una especie de precuela fumada que siempre me ha gustado más que la secuela “oficial”, POLLEN), pero en realidad no pasó mucho antes que le echara el ojo a otro icono personal de esos años, Jack Womack. Después de todo los tengo juntos en el mismo anaquel de los 90s. (Como pueden ver el orden alfabético en mis libreros es más bien conceptual).
 

Tristemente, hoy en día ya pocos hablan de Jack Womack. De vez en cuando alguien utiliza una de sus proféticas novelas para explicar la lamentable situación política y social del presente y lo buscan para alguna entrevista, pero en general la gente lo ha olvidado. No se puede negar que él mismo se lo buscó. Por la razón que sea dejó de escribir hace más de 10 años. Difícil de creer que en algún momento de mediados de los 90s muchos lo etiquetaban como la Siguiente Gran Estrella Literaria, uno de los afortunados en poder “escapar” del gueto de la CF para convertirse en un escritor de verdad.
 

La novela más famosa de Womack probablemente sigue siendo RANDOM ACTS OF SENSELESS VIOLENCE. Hace poco cuando se puso de moda eso de las listas de tus 10 libros favoritos hasta la vi nombrada en el muro de un par de amigos, lo cual fue una agradable sorpresa. Habiendo dicho todo esto, mi novela preferida de Womack es sin lugar a dudas la de ELVISSEY, novela que ganó el premio Philip K. Dick en el 93. Es muy posible que la anterior no solo sea más popular sino que además esté mejor escrita, pero creo que es difícil ganarle a ELVISSEY en términos de diversión descarada.


En un siglo XXI sorprendentemente similar al que vivimos existe un movimiento religioso que venera la figura de Elvis Presley, aquel hijo de Dios que realizaba milagros para sus seguidores. A los directores de la corporación más poderosa del planeta se les ocurre que a la mejor no sería una mala idea aprovechar esta nueva moda por lo que mandan a una pareja al pasado (por supuesto), específicamente al año de 1954, para que traigan al presente al verdadero Elvis (¿por qué no?) para convertirlo en un mesías viviente al que podrán manipular. El pasado al que acceden, sin embargo, pertenece al de una Tierra paralela (de hecho, el mismo de TERRAPLANE, la novela anterior de Womack, donde asesinaron prematuramente a Lincoln y la Guerra Civil norteamericana nunca ocurrió), por lo que la protagonista, que es negra, debe alterar sus facciones para aparecer caucásica. Un mundo donde Elvis no es famoso, ya mató a su madre e intenta violar a nuestra intrépida protagonista a continuación.
 

Esta casi absurda sinopsis de ninguna manera logra comunicar todas las ideas desbocadas que aparecen en esta novelita de apenas 300 páginas. Por ejemplo la jerga urbana, un lenguaje mutante casi tan difícil de descifrar como el escoces en TRAINSPOTTING (algún día intenten ver esa película sin subtítulos y vean qué tan lejos llegan), que Womack inventa para su violento siglo XXI, y que ya había desarrollado con anterioridad en otras novelas. Como menciono arriba, todos los libros de Womack comparten el mismo universo, aunque no es necesario leer los demás para entender ELVISSEY. (Como detalle personal, recuerdo que AMBIENT me gustó mucho. La de HEATHERN no tanto, la verdad). Es fascinante, además, especular qué pasaría si Jesucristo regresara de verdad en nuestros días. ¿Sería tan positiva la reacción de los fanáticos al encarar a su salvador en persona? A pesar que el Elvis de esta novela es un desgraciado redneck sin muchas virtudes que lo rediman, a su manera el libro es un homenaje tan cariñoso como lo fue BUBBA HO-TEP. Si pueden, consigan este libro y échenle un ojo. Y ya que andan en eso denle una leída rápida a RANDOM ACTS OF SENSELESS VIOLENCE. Y no perderían su tiempo si hojean la de AMBIENT. Y de una vez también la de…

5 comentarios:

  1. No he leído nada de este autor. Tomo nota.

    Gracias por la reseña.

    Carlex.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es el escritor mas sencillo pero vale la pena.

      Eliminar
  2. Jack Womack y Jeff Noon en un solo post. Excelente :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Jaime.

      Ambos autores me traen buenos recuerdos. Ojala siguieran escribiendo con la frecuencia de esos años.

      Eliminar
  3. Estimado blogger,
    Soy Natalia, Responsable de Comunicación de Paperblog. Tras haberlo descubierto, me pongo en contacto contigo para invitarte a conocer el proyecto Paperblog, http://es.paperblog.com, un nuevo servicio de periodismo ciudadano. Paperblog es una plataforma digital que, a modo de revista de blogs, da a conocer los mejores artículos de los blogs inscritos.

    Si el concepto te interesa sólo tienes que proponer tu blog para participar. Los artículos estarían acompañados de tu nombre/seudónimo y ficha de perfil, además de varios vínculos hacia el blog original, al principio y al final de cada uno. Los más interesantes podrán ser seleccionados por el equipo para aparecer en Portada y tú podrás ser seleccionado como Autor del día.

    Espero que te motive el proyecto que iniciamos con tanta ilusión en enero de 2010. Échale un ojo y no dudes en escribirme para conocer más detalles.

    Recibe un cordial y afectuoso saludo,
    Natalia

    ResponderEliminar