viernes, 25 de febrero de 2011

MI LECTURA DE ESTA SEMANA

Ayer me di cuenta que he hablado en este blog de libros que me gustaron del año pasado, o de lo que pienso de algunas novelas que he leído en décadas anteriores, pero hasta ahora no creo haber mencionado la que acabo de terminar apenas en este momento. Irónicamente, no se trata de un libro nuevo. Se publicó en 1975, y la última vez que volvió a salir creo que fue en el 95. Se trata de PEACE de Gene Wolfe,
libro que siempre había querido leer desde que Gaiman lo llamó "my favorite modern novel of all time". (Le he perdido el gusto a Gaiman el escritor en años recientes, pero irónicamente me doy cuenta que seguimos teniendo gustos similares)


A primera vista parecería más bien una novela sin género, de tipo mainstream como le gustan a los críticos literarios. Las amargadas reminiscencias de un hombre que se sabe próximo a la muerte, nostálgicamente reviviendo una y otra vez los momentos y errores en una larga vida que lo han llevado a esta terrible soledad. Llena de arrepentimientos y culpas, el lector teme llegar algún día a este lugar, aun cuando sabe que inevitablemente lo hará.
Pero en realidad es más que esto...
A los editores finalmente parece habérseles prendido el foco cuando la re-editaron como parte de la línea Fantasy Masterworks, (y Jones & Newman la incluyen en su lista de las 100 Mejores Novelas de Horror) aun cuando ningún elemento sobrenatural o imposible ocurre a lo largo del libro. Como cualquier libro de Wolfe, requiere mucha atención por parte del lector (posible razón por la cual Wolfe nunca ha sido un autor bestseller, pero es adorado por otros escritores). Cada memoria del protagonista es presentada de manera incompleta, frustrándonos a cada paso. La novela en si es incompleta. Únicamente poco a poco uno logra darse cuenta de lo que está sucediendo en realidad.


Wolfe por supuesto siempre será recordado por su monumental BOOK OF THE NEW SUN (1980-83), aquella tetralogía de novelas de CF cuyas alegorías literarias inevitablemente confunden e irritan a la mayoría de lectores. (La típica reacción al terminar el libro es "No entendí") y de la misma manera esta novela va acabar molestando a muchos.
La historia se convierte en una historia sobre historias. Wolfe siempre se ha interesado no solo en la narración sino en la mecánica de la narración misma. Las viñetas en PEACE no solo son inconclusas sino que saltan en el tiempo, como la memoria de cualquiera de nosotros, y las escenas más lucidas no siempre son las más importantes. Las memorias son interrumpidas constantemente cada vez que al narrador lo distrae cualquier tontería. En algún momento, nos damos cuenta que el narrador a veces nos miente (o a sí mismo). Como la gran mayoría de los personajes de Wolfe, son narradores engañosos, como Severian en BOOK OF THE NEW SUN con su "memoria perfecta" pero que constantemente se contradice a sí mismo, o como el mismo Latro de SOLDIER OF THE MIST con su defectuosa memoria de corto plazo (como el personaje principal de MEMENTO de Nolan).

Mucha gente lo compara con la SPOON RIVER ANTHOLOGY (1915) de Edgar Lee Masters. La analogía es apta, claro, pero a mí me recuerda más a Faulkner, con sus memorias de pueblo sureño y ambiente melancólico, y quizá a García Márquez (eventualmente el libro entra a territorio de Borges)
Como siempre, el lenguaje es bellísimo. Wolfe maneja un lirismo que parece no elaborado, como si saliera de su mano sin ningún esfuerzo en vez del típico escritor que se pasa toda la noche buscando la frase o palabra perfecta. La casa donde permanece el narrador durante toda la novela es investigada cuarto por cuarto, cada uno abriendo una nueva memoria, hasta que parecería que la casa es infinita o, como el Tardis del Doctor Who, es "más grande por dentro que por fuera".

Al releer esta página (justo antes de apretar "Enter") me doy cuenta que parecería que estoy intentando alejar a la gente de este libro. Todo lo contrario, la novela llega con mi mayor posible recomendación. Es difícil, si, pero la recompensa al final es mucho mayor.
(Por cierto, usé la portada que usaron en la serie de Fantasy Masterworks en vez de la de la primera edición, como normalmente hago, por que la original es bastante simplona)

3 comentarios:

  1. Ay, mi Charles. No comentas nada de esta novela, ni de Gene Wolfe en general, y solo te fijas en eso.
    Hace unos meses leí THE GRAVEYARD BOOK de Gaiman y me encantó. Desgraciadamente es la única novela suya que me ha gustado desde AMERICAN GODS, y esa fue del 2001, no? (Y la verdad ese libro es demasiado derivativo de Zelazny. Una cosa es tributo/homenaje. Otra muy distinta es plagio.) Me gustó por que Gaiman siempre ha sido bueno para los pastiches (es decir, me gustó AMERICAN GODS porque me gusta Zelazny). De la misma forma me gustó el cuento de Gaiman "A Study in Emerald" precisamente porque me gustan los cuentos de Conan Doyle.
    Ni siquiera sus comics recientes me han gustado tanto. Su 1601, o sus ETERNALS no se me hicieron malos, pero tampoco particularmente buenos. Ciertamente no recuperan la magia de su SANDMAN de hace casi 20 años. (Puedes argumentar que eso no es lo que Gaiman intentaba, pero el hecho es que no se comparan)
    Antes de que las multitudes de groupies de Gaiman se me echen encima, me doy cuenta que estoy en la minoría. Todos sus libros se venden como pan caliente y ganan premio tras premio. Honestamente creo que esa historia en SANDMAN #17, "Calliope", era más bien autobiográfica. Nada más lo puede explicar.

    ResponderEliminar
  2. Interesante probablemente haga que me interese un poco mas en Wolfe parece muy suigeneris

    ResponderEliminar